Mapa del itinerario
de Irún a Madrid
Itinerario
Madrid y sus alrededores
de Madrid a Cádiz
de Cádiz a Madrid
de Madrid a Zaragoza
de Madrid a Valencia
de Valencia a la frontera
la imprenta en Madrid
Madrid y sus alrededores
Madrid
Iglesias
imprentas
Usos y costumbres españolas
Carácter de los españoles
Los españoles
Inicio Ver otro libro Biografía Mapa del itinerario Contacto Ebook

El grabado cuenta también con algunas personalidades distinguidas. Ante todo, citaremos a don Salvador Carmona, casado con la hija de Mengs, y que ha heredado del padre parte de la gracia de su pincel. En Francia se le conoce y se le estima por haber obtenido varios premios en París: Academia de Pintura. Otros grabadores notables, como Ferro, Muntaner, Fabregat, Ballester y, sobre todo, Selma, han probado con felices ensayos que el arte a que se dedican continúa progresando en España. En 1780 apareció una soberbia edición de Don Quijote, en cuatro volúmenes en 4.°, que quisieron enriquecer con las producciones de su buril. Pero estos grabados, mediocres por lo general, no corresponden al mérito de la obra, admirable por la belleza del papel, la nitidez de los tipos de imprenta Este Don Quijote bastaría para inmortalizar las prensas de Ibarra. Es una obra verdaderamente nacional, con la que los españoles han querido dar un mentís a los está compuesta por el mismo Ibarra, a quien los impresores franceses han pedido varias veces el secreto de su procedimiento. Los tipos han sido fundidos por un catalán. El papel proviene de las fabricas catalanas. El prólogo erudito y el análisis del Don Quijote que encabezan la obra están escritos por un miembro de la Academia de la Lengua, don José de
Guevara. La encuadernación misma, aunque algo inferior al resto, prueba que los españoles no son extraños a ningún aspecto del arte del libro.

No es este Don Quijote la única prueba que han dado de su habilidad en este aspecto. Todos los bibliófilos conocen, y han apreciado más que a los Barbau, los Baskerville, y casi como a los Didot, el Salustio, que el infante don Gabriel ha traducido a su lengua, y algunas otras obras salidas de las prensas de Ibarra, en Madrid, y de las de Montfort, en Valencia, como son las de Mariana, Solís, Garcilaso, el Poema de la Música, el Parnaso español, de Sedano, y sobre todo, la obra maestra de Benito Montfort, la obra erudita de Bayer, pre ceptor del infante don Gabriel, titulada De Nummis Hebreo Samaritanis (dos volúmenes, infolio).

En estos últimos años los grabadores españoles se han ocupado en reproducir con su buril los retratos de una veintena de personajes ilustres, como reyes, generales, escritores famosos, etcétera, y algunos grandes de España que poseen pinacotecas, perdidas para el público y para el progreso artístico, las han hecho reproducir mediante el grabado.